AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

jueves, 8 de enero de 2009

Más difícil todavía


Aquellos cerdos que no tuvieron bastante con el vídeo de la rubiaca putarraca y del negrazo cabronazo no deben sentirse despreciados en DCC. Vuestro amigo Leónidas Kowalski, patrón de los cabezas de chorlito y adalid de las mentes perturbadas, tiene para vosotros una excitante mezcla de pedofilia y bestialismo. El no va más, putos pervertidos:


miércoles, 7 de enero de 2009

Despedida y renovación


—Tú sabes de qué te quiero hablar, ¿verdad, mi niña? Ya tardaba. Hace meses que lo nuestro se pudrió, y si he postergado tanto este momento ha sido por pura cobardía. No te lo niego, cielo: soy un cobarde.

»No, no digas nada. Déjame terminar, por favor. Llevo mucho tiempo callando, y aunque sé que tú sabes, es necesario que me dejes explicártelo todo. Sabes que te quise —lo sabes, ¿no?—, de hecho aún te quiero, lo que pasa es que ya no te quiero como tú quieres que te quiera.

»Sí, hay otra que me quita el sueño y hasta el aliento cuando pienso en ella. Venga, no me pongas esa cara de sorpresa, que bien lo sabías, o al menos lo sospechabas. Será para ti un triste consuelo, pero te prometo que solo de pensamiento te he sido infiel con ella. Nunca la he tocado, ni tan siquiera la he visto en persona, tan solo en fotografías, que sin embargo me han hecho sentir esas emociones devastadoras que no experimentaba desde... desde hace dos años, tres meses y una semana; cuando te conocí a ti. Como ves lo recuerdo perfectamente.

»Fíjate, muñequita, tú y yo nos conocimos por internet, y ahora ya ves, ese medio que nos unió nos va a separar. Te confieso que ya he iniciado las gestiones para que ella venga aquí, a estar conmigo y darme la felicidad que tú ya no me puedes dar, aunque bien sé que no es culpa tuya, amorcito.

»Anda, cariño, cierra la boca. Ese gesto tuyo de estar boquiabierta, que tanto me excitaba antes, ahora me produce una mezcla de risa y lástima. Pareces tan inocente e indefensa con los ojos y la boca así de abiertos...

»Comprenderás que los tres no podemos vivir juntos. Por lo que sé de tu lealtad, de tu lealtad perruna, estoy seguro de que no te importaría compartirme con ella, y probablemente a ella tampoco le molestaría —se la ve muy liberal—. Pero sé que ese arreglo no saldría bien, y de nuevo la culpa es mía: soy hombre de una sola mujer a la vez. Sí, necesito cambiar de pareja en cuanto noto que la pasión se enfría, pero no puedo estar con más de una mujer al mismo tiempo porque el corazón me pide entregarme de lleno a ella. Deseo que comprendas eso.

»Lo que quizá te parezca incomprensible es que, a pesar de todo, no tolere imaginarte en la cama con otro. Como solía decirte antes, cuando follábamos con ansia: tu coño es mío, zorra, solamente mío.

»Por eso voy a matarte, mi linda muñequita.

Y dicho eso Zacarías le hunde un cuchillo hasta la empuñadura, sin ningún esfuerzo. La muñeca hinchable se desinfla con ruido de pedorreta, como burlándose póstumamente del que fue su dueño.

A Zacarías no le importa. Ahora, con la polla tiesa, espera la llamada del transportista que le traerá a su nueva amante.

lunes, 5 de enero de 2009

Oda a la dureza de mi polla


La rigidez de mi chorra
a ciertas niñas asusta
y a muchas damas gusta.
Es más bien gruesa porra
que una delgada fusta;
más dura barra de acero
que lápiz de carpintero.
Si supieras de qué te hablo
diría que es rabo de diablo.
Mi pija es mástil de bandera
y cuando se infla toda entera
vacía de sangre la sesera.
Es una polla traviesa
que siempre está gorda y tiesa,
Con ella muchas nueces casco
y algunos chochetes reviento,
no sé si diez o ciento.
Jugando dices que te da asco
mas yo creo, tonta, que mientes
y la quieres contra tus dientes,
pero si lo hago te los parto,
tal es la dureza de mi nardo.
Con el pijo tallo diamantes
desde que era niño o antes
y si quiero esculpo mármol,
hasta a golpes talo un árbol
o caja de caudal descerrajo
a sacudidas con el carajo,
pues cualquier blindaje se abolla
ante los embates de mi polla.
¡Mis muy queridas amigotas,
es una preciada joya
lo que hay sobre mis pelotas!
Acostumbrado como estoy a palparme el cipote
ya me parece blando de platino el lingote,
o lo que igualmente viene a ser lo mismo:
comparado con mi pepino
resulta blandengue el platino.
Todo esto de mi nabo tieso
yo humildemente lo confieso.
¿Dudas? Compruébalo, si eso.

viernes, 2 de enero de 2009

Ya está, ahí va vuestro cochino vídeo de la rubiaca putarraca y del negrazo cabronazo


No sé yo si acabaré lamentándolo, pero sin riesgo no hay gloria. A vuestro criterio y en vuestras conciencias dejo el ver o no ver este vídeo maldito. Si a pesar de todo decidís verlo os ruego que os aseguréis de que no hay niños ni adultos sensibles cerca. Ea, se acabó el misterio:

jueves, 1 de enero de 2009

Tengo dos noticias sobre el escabroso vídeo de la rubiaca putarraca y del negrazo cabronazo


Pues sí, tengo dos noticias, una mala y otra buena: la mala es que he tenido que formatear mi PC y he perdido el vídeo de la rubiaca putarraca y del negrazo cabronazo; la buena es que ¡lo he encontrado colgado en la Red!, lo cual me soluciona el problema de tener que subirlo, mwajajaja... Oh, jolines, no debería alegrarme por nada de esto.

Entonces, ¿por qué no enlazo ya el maldito vídeo? Tal como cuenta Rocket en un comentario a la entrada anterior la policía ha comenzado a interesarse por el incalificable vídeo de la rubiaca putarraca y del negrazo cabronazo. Yo creo que por enlazarlo no incurriré en responsabilidades penales, pero como a hombre precavido nada por el orto le ha cabido estoy consultando el asunto con mi asesora legal y con mi guía espiritual. En cuanto me garanticen impunidad, tanto en lo terrenal como en lo celestial, pondré el enlace, que esto ya es excesivo y no gano para biodramina con tanto marear la perdiz.