AVISO PARA LECTORES: Esto es un blog de desahogo personal y en ningún caso las opiniones aquí vertidas se corresponden con la postura oficial del Vaticano. Leónidas Kowalski de Arimatea es un personaje ficticio, y los gatos que escriben sus textos no comparten necesariamente su comida. Los autores no tienen nada contra las mujeres, y por lo que a ellos respecta pueden seguir constituyendo asociaciones feministas para dar pena y mendigar subvenciones.

miércoles, 22 de febrero de 2012

¡Bésame, tonto!


Ya sabe el chorlitiano lector -¿queda alguno, por cierto?- que este humilde cabeza de chorlito es el tonto de los gatos. Sí, me chiflan esos misteriosos y simpáticos animalejos, y cuanto más sé de ellos, más sorprendentes me resultan. Y con razón...

De niño tuve un gato al que escogí como mi mejor amigo durante años; después he convivido con otros gatos a los que he observado placentera e infatigablemente; he leído toda clase de artículos sobre gatos, desde los simplemente informativos, hasta los puramente científicos, pasando por algún desbarre magufo; he leído incluso algún ensayo escrito por un reputado científico experto en gatos; he apreciado la cuasimágica gracilidad de sus saltos y movimientos; he babeado viéndolos jugar con cualquier cosa; me he asombrado de sus exactos cálculos para dar precisos saltos empleando la energía necesaria que les permitiera no quedar un centímetro por defecto ni un centímetro por exceso; y muchos más detalles con los que no quiero aburrir al hipotético chorlitiano lector superviviente.

...PERO ESTO ME HA SORPRENDIDO HASTA A MÍ Y TENGO QUE PONERLO AUNQUE NO HAYA LECTORES EN DCC QUE LO PUEDAN APRECIAR:




Y luego dicen los contumaces ignorantes de siempre, los que ni saben ni quieren saber, que los gatos son ariscos.

9 comentarios:

werken dijo...

Alguno queda por ahí, Kowalski,...MWAHAHAHAA

Anónimo dijo...

Nunca he pensado que los gatos fuesen aríscos,no pienso igual de los amos de los gatos,saludo vikingo.

Laquerriza dijo...

Es un vídeo tierno, pero yo creo que el gato no le quiere dar un beso al delfín. Creo que se acerca a él porque probablemente le huele la boca a pescado. El gato se frota igual que el mío se frotaba a mis sandalias. No porque olieran a pescado, claro, sino a... cuero. Y luego ponía "boca rara".
He llegado a tu blog linkeando intentando encontrar otro blog y me ha parecido curioso.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...


Hola, Laquerriza. Gracias por la visita y por tu comentario, aunque ya ves que tengo el chiringuito algo dejado.

Sobre lo que cuentas de tu gato oliéndote las chanclas y su "boca rara" es indudable que te refieres al reflejo de Flehmen . Probablemente habías pisado orina de una gata en celo, o cualquier otra cosa igualmente interesante para el órgano vomeronasal de un gato.

Suerte en Alemania.

Laquerriza dijo...

jajaja, pues también debí "pisar" orina con el bolso.
Qué bueno, no sabía que se llamaba así. Gracias por el apunte. No fui más allá para buscar una respuesta fisiológica.

Mi blog de Alemania no llegó ni a la categoría de chiringuito. Y casi que mejor. Y yo volví. Dos años y no había visto esta respuesta.

Saludos

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Nunca es tarde si la dicha es buena, Laquerriza. Y bienvenida a la madre patria de nuevo (aunque tal como está el panorama, esta patria es más madrastra que madre).

Laquerriza dijo...

Gracias, gracias. Aunque también volví hace tiempo ya. La "aventura" alemana fueron sólo 6 meses. Veremos cuánto duro por aquí.
Por cierto, he vuelto a leer tu post y, varias cosas:
- Puede haber alguien más suertudo que la chica del vídeo? Rodeada de gato y delfines. Algunas preferían a DiCaprio... pero para mí esto era un sueño adolescente.
- Al ver lo de "magufo", me he acordado de este artículo que leí el otro día y que por lo que escribes creo que te gustará. Es muyyy bueno: http://hipertextual.com/2015/05/pseudociencias-manual-magufo

Cuídate

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Hola, amigacha. Claro que puede haber alguien más suertudo: alguien que esté rodeado de delfines, gatuflos, y de mi persona.

Leeré con suma atención el artículo que enlazas. De hecho lo vi de pasada hace unos días en Menéame y me prometí leerlo con atención. En cualquier caso me temo que se trata de otro lúcido artículo que los magufos ni leerán, ni lo entenderían si lo leyeran. Esto es una batalla perdida que solo puede ganarse con educación critica desde el cole, pero mientras existan asignaturas como la religión... poco hay que hacer.

Laquerriza dijo...

Hola de nuevo, amigüísimo.
...Yo sigo entrando por aquí como Pedro por su casa o como Juan por su casa o como Pedro por casa de Juan o como... bueno, tú ya me entiendes. Es más divertido e interactivo que mi propio blog!

O sea, que no eras tú el que llevabas la cámara en el vídeo??

Por lo que dices de la educación en las escuelas, estoy de acuerdo, con matices. Desde luego creo que hace falta estimular el pensamiento crítico, en general. También creo en una escuela laica. Pero no creo que la asignatura de religión tenga que ser la cabeza de turco. Hay tantas cosas que se podrían mejorar...
Yo cursé la asignatura de religión en colegio e instituto, por deseo de mis padres en el cole y después porque yo quise (o por inercia?). Los profesores de religión que tuve nunca fueron moralistas, o al menos no más que el resto de profesores. En el cole recuerdo hacer comentarios de parábolas, redacciones... En el instituto hicimos trabajos sobre otras religiones, sobre el libro de Siddharta, debates... La alternativa a la asignatura de religión que había no era más interesante. Los que no hacía religión se iban con otro profesor a hacer deberes de otras asignaturas.
Vaya, ésta es mi experiencia y supongo que puede ser muy diferente a la de otros. De todas formas, yo quitaría la religión y pondría más estudio de filosofía, adaptado a cada edad.
Ea.